Paramilitares en el Naya

Durante el mes de abril del año 2001, ocurrió uno de los peores episodios de horror, como fue la masacre del Alto Naya en el departamento del Cauca, una de las más tenebrosas conocidas en nuestro país.

Cerca de 500 paramilitares de las llamadas AUC, llevaron el miedo, el terror y la desolación a la región del río Naya. Todo esto sucedió con la complicidad de militares pertenecientes a la III Brigada del Batallón Pichincha, con sede en Cali.

En la sangrienta incursión paramilitar más de 200 personas fueron asesinadas, muchas de las cuales murieron sometidas a brutales vejaciones y torturas. Esta atrocidad produjo el desplazamiento de más de 1000 habitantes, lo que equivale a decir que fueron alrededor de 300 familias desplazadas forzadamente. Las victimas sobrevivientes a la masacre, claman por justicia, reparación, reconciliación y no repetición.

“Los paramilitares llegaron al municipio de Suárez en tres camiones sin ser detenidos.”

Un testigo dijo a la Fiscalía

Armando Lugo, alias 'El Cabezón', uno de los jefes del Bloque Calima confeso ante la Fiscalía que “consiguió material de guerra para la incursión de El Naya, en el Batallón Pichincha, con sede en Cali”. El jefe paramilitar, también reconoció tener contacto directo con altos mandos del ejercito Nacional (Héroes de Colombia), entre los cuales mencionó al Mayor General Francisco René Pedraza, el Coronel Tony Alberto Vargas Petecua y el Capitán Zambrano.

El ex Mayor General Francisco René Pedraza no se retracta de sus hechos y declara que “La representación del Estado colombiano en toda su dimensión es el soldado”.

VICTIMAS

200 PERSONAS MUERTAS, AUNQUE EL NUMERO PUEDE SER MAYOR, DEBIDO A QUE MUCHOS CUERPOS NUNCA SE ENCONTRARON.

DESPLAZADOS

CERCA DE 3.000 HABITANTES SUFRIERON DESPLAZAMIENTO FORZADO.

INCURSION PARAMILITAR

VEREDAS:
LA MINA, EL PLAYÓN, ALTO SECO, PALO GRANDE, BELLAVISTA, LA ESPERANZA, EL CERAL, LA SILVIA, CAMPAMENTO, PATIO BONITO, AGUAPANELA, PALO SOLO, ALTO SERENO, RÍO MINA, EL PLAYÓN, LA PAZ, SALTILLO, CONCEPCIÓN, YURUMANGUÍ Y PUERTO MERIZALDE.

Hay pruebas contundentes de que existen acciones coordinadas entre el ejército nacional y las AUC. Un ex paramilitar que participó en la masacre del rio Naya, en su testimonio de los hechos ante la fiscalía, dijo que, “En un retén ubicado antes o después del peaje de Buga, fueron detenidos los camiones en los que se desplazaban alrededor de cien hombres camuflados y armados, los dejaron avanzar sin requisarlos porque dieron dos pitazos, que era la señal que habían coordinando”.

Otro jefe paramilitar conocido como 'El Cura', confesó a la Fiscalía que tenían coordinación con algunos miembros de la Fuerza Pública cuando iban a hacer operaciones grandes.

“El estado colombiano no combate los grupos paramilitares, los crea y los protege.”

Comandante Pablo Catatumbo

La fiscalía indicó que en los testimonio de los mandos paramilitares, se aseguraba que el desplazamiento por tierra fue coordinado con el capitán Zambrano y el coronel Vargas. “Estos oficiales se comprometieron a mover la tropa que estaba en la vereda La Esperanza, ya que los paramilitares tenían que pasar por ese lugar.”

TESTIGO

HABÍA UNA BASE MILITAR, PERO EL EJÉRCITO NO LES HIZO NADA.

ARMANDO LUGO, JEFE PARAMILITAR

CONSIGUIÓ MATERIAL DE GUERRA PARA LA INCURSIÓN DE EL NAYA, EN EL BATALLÓN PICHINCHA, CON SEDE EN CALI.

EJERCITO Y PARAMILITARES

AL MAYOR GENERAL FRANCISCO RENÉ PEDRAZA, EL CORONEL TONY ALBERTO VARGAS PETECUA Y EL CAPITÁN ZAMBRANO.

“Por aquí no se apareció nadie, ni la cruz roja ni el gobierno. No se aparecieron ni siquiera a decir, ¿Qué necesitan?, nada… aquí nadie vino a decir que necesitan ni la Cruz Roja, nadie”

Sobreviviente a la Masacre Paramilitar del Rio Naya
cementerio

Imagen BOCAC, farc-ep 2016

El recorrido paramilitar del Bloque Calima de las AUC dejó muerte, desplazamiento, dolor y terror en las poblaciones de Bellavista, La Esperanza, El Ceral, La Silvia, Campamento, Patio Bonito, Aguapanela, Palo Solo, Alto Sereno, Río Mina, El Playón, La Paz, Saltillo, Concepción, Yurumanguí y Puerto Merizalde. Existe un imborrable sentimiento colectivo, por parte de la comunidad, que el accionar paramilitar en el rio Naya, contó con la ayuda de militares de la Tercera Brigada del Batallón Pichincha con sede en Cali.

“Todo el mundo salió a correr, unos nos fuimos pa fuera y allá fuimos perseguidos por los paramilitares también, en Santander de Quilichao”

Comerciante de la Región del Alto Naya

Para los habitantes del rio Naya esta claro que el gobierno de Colombia crea oscuras alianzas con grupos paramilitares para desplazar a los aterrados pobladores y así poder instalar en la zona empresas que se beneficiaran de los recursos de la zona.

El estado colombiano dio la espalda a los constantes llamados de ayuda que de manera desesperada hicieron los habitantes del Naya. A pesar de la temprana alerta frente a la incursión paramilitar “las fuerzas armadas del Estado no hicieron nada por impedir tan anunciada masacre”, indicó una mujer que perdió todo tras el macabro paso de las AUC.

Algunos Habitantes de esta golpeada región aseguran que hubo más muertos, pero los paramilitares arrojaron los cadáveres a los ríos y a los barrancos. Hasta la fecha, hay victimas mortales de las cuales no se han encontrados sus restos.

“A mí me da muy duro, porque a raíz de eso, perdí a mi esposa, perdí a mi hijastra que era lo que yo más quería, mejor dicho, mi hogar se desbarato hasta ahora…”

Defensor de los DDHH y habitante del Naya

Ningún agente del estado hizo presencia cuando los paramilitares comenzaron a cometer sus atrocidades contra pobladores desarmados. El ejército de Colombia dio la espalda a los pobladores que clamaban por la protección del estado. El ejército nacional, solo hizo su aparición para rescatar a los paramilitares que sobrevivieron a los combates con las FARC-EP.

“El gobierno abusó de nosotros, hizo muchas cosas malas con nosotros… perdimos lo que teníamos por culpa de ellos mismos”

Líder y comerciante del Naya

“Por aquí, no se apareció nadie, ni la Cruz Roja ni el Gobierno, no se aparecieron ni siquiera a decir ¿qué necesitan?, nada… aquí nadie vino a decir que necesitan ni la Cruz Roja nadie. ”

Comerciante de la Región del Naya

“Una parte de los Paramilitares salió en Helicóptero y ese helicóptero era del gobierno… Eso quiere decir que el gobierno esta de acuerdo con los hecho que se hicieron en la región del Naya”

Sobreviviente a la Masacre Paramilitar del Rio Naya

En el ambiente de los pobladores del Naya, flota el convencimiento de que paramilitarismo y Estado son inseparables. El ejército de Colombia colaboró de manera coordinada la entrada y la salida de las AUC en la región. Muchos habitantes fueron testigos que el ejército nacional llegó para auxiliar a los asesinos, porque una parte de los paramilitares fueron recogidos por lanchas en Puerto Merizalde, y la otra en un helicóptero que los llevo hasta Buenaventura.

menu
menu