Tortugo: territorio de PAZ

Aparece en el horizonte la insoslayable y esperanzadora posibilidad de la paz para un pueblo entero que ha sido calcinado por el abandono y el tiempo, por la violencia y el olvido oficiales.

Tortugo

Imagen BOCAC, farc-ep 2016

Luego de atravesar las montañas, de sentir la selva disuelta en el viento, la brisa de la tarde refrescando los curtidos rostros de sus impasibles habitantes, se llega a TORTUGO. Es este un poblado anclado en la recóndita geografía del departamento de NARIÑO, bañado por el ímpetu rebelde del gran rio Patía; Olvidado durante décadas por el estado, como si no existiera. Pero independientemente de esta actitud de indolencia oficial, existe, y hace parte de dinámicas organizativas, económicas y políticas, destacando que también es parte del paisaje de los territorios del conflicto colombiano. Este poblado y sus gentes, hasta hoy han conocido, convivido y sentido la presencia de los guerrilleros del frente 29 de las FARC. Los combatientes farianos hemos estado hombro a hombro con estas humildes y dignas comunidades, durante muchos años resistiendo la brutal arremetida del paramilitarismo, que en complicidad con sectores de las fuerzas militares, intentaron – sin conseguirlo – doblegar la dignidad y rebeldía de sus habitantes.

Tortugo

Imagen BOCAC, farc-ep 2016

Los pobladores de Tortugo: afros, mestizos, campesinos y colonos, han sido víctimas en primera línea, desde hace décadas de la violencia salvaje de los paramilitares. Con frases como la siguiente, narran estas historias macabras: “A diario bajaban por las aguas del rio Patía de siete a diez cadáveres. Era ya casi normal pasar la tarde contando cuerpos sin vida que flotaban río abajo”.

Parrafo 3: Hoy, cuando se acerca cada vez más la posibilidad de la firma del acuerdo de paz, estamos convencidos que esto ya no volverá a pasar, si es que el estado y el gobierno respetan y hacen cumplir aquello de la NO REPETICION. Esto depende en gran medida de la voluntad política del gobierno de turno y los que en adelante asuman el reto de la construcción y consolidación real de la paz en procura de erradicar de la esfera política las estructuras paramilitares. En otras palabras la dejación de armas, entendida como la no utilización de estas para hacer política. Por supuesto que la cimentación de esa paz, también depende de la inmensa capacidad del pueblo para movilizarse en defensa e implementación de los acuerdos de la Habana.

Parrafo 4: La paz es derecho supremo de los pueblos, que no puede ser arrebatado por la guerra, Colombia es algo muy particular en el contexto internacional, suceden cosas macondianas como por ejemplo poner a votar a su ciudadanos por la guerra o por la paz, pues es obvio que cualquier ciudadano del mundo contemporáneo por mas des ilustrado o analfabeta que sea, decidirá por sentido común, por la paz. Pero en Colombia parece que esto no es tan obvio. Porque existen grandes intereses por el inmenso negocio que genera para los desalmados mercaderes de la guerra, este largo conflicto.

Tortugo

Imagen BOCAC, farc-ep 2016

Tortugo, como todo el Occidente colombiano, será territorio donde se construye paz, porque ese es el querer y voluntad de sus laboriosas comunidades. ¡Viva la paz con plena justicia social!

Javier Guzmán Frente 29 “Alfonso Arteaga”
BOCAC FARC-EP Agosto 2016

menu
menu