¡Que el mejor regalo de esta navidad sea construir la PAZ¡

La necesidad de una explicación de nuestros orígenes (quienes somos, de dónde venimos y hacia donde vamos), ha generado todo tipo de creencias, dogmas y explicaciones del mundo y su funcionamiento. En los dos hemisferios del planeta se gestaron ideologías distintas: una de ellas basadas en la explotación, y otras que enriquecieron la sabiduría y la relación con la naturaleza, conformadas estas últimas, por los pueblos autóctonos.

Festividad en navidad

Imagen BOCAC, farc-ep 2016

Algunas de estas ideologías esclavista, feudales y capitalistas fueron imupuestas a la fuerza cuando se produjo el llamado encuentro entre dos mundos, ya que nuestros pueblos amerindios del “ABYA YALA” como se le denominaba a nuestro continente en la cultura Kuna, y como aun lo hacen algunas comunidades en centro américa, tenían otras formas de percibir el mundo, otras cosmovisiones en las que la naturaleza, el agua, y los cuerpos celestes eran o son sus deidades principales.

La llegada del invasor europeo a nuestro continente trajo, además del saqueo y la guerra, enfermedades hasta entonces desconocidas en estas tierras, la imposición de creencias religiosas ajenas totalmente a la cultura propia de estas comunidades, la lengua y otros aspectos de la cultura occidental, con las cuales a sangre y fuego, hicieron que nuestros ancestros reemplazaran sus creencias. Claro está que en nuestra Latinoamérica (valga decir: en nuestra Abya Yala) varios pueblos se resistieron y perviven aún con su lengua madre y sus culturas maltrechas, pero perviven.

Un sincretismo de celebraciones religiosas se forjó en esta tierra: una de ellas es la Navidad en la que se festeja el nacimiento del niño Jesús, el Nazareno. Esta fiesta, al igual que otras, ha sido fuertemente aprovechada desde hace muchísimos años – tal vez siglos - por el mercantilismo de los poderosos, quienes la han convertido en un negocio, por supuesto que usando una avasallante herramienta como son los medios masivos de comunicación. Ellos nos venden la supuesta felicidad al comprar, comprar y comprar, muchos endeudados por el deseo de hacer sentir bien a su gente, de dar regalos porque eso es lo correcto, y si no lo haces eres un pobre diablo, etc.

Festividad en navidad

Imagen BOCAC, 2016 Mercantilización de las festividades populares

Los pocos que pertenecen al círculo exclusivo de “la alta sociedad”, poseen una abultada chequera y comparten con los suyos grandes cenas navideñas, no les faltan regalos representados en última y alta tecnología, ropa de moda de las grandes marcas, automóviles modernos, etc., mientras en las calles de las ciudades con sus cinturones de misería, y en los olvidados campos de la patria, millones de niños sufren hambre, mueren de inanición y desnutrición esperando una “ayuda” del Estado, o en ultimas, aferrados a la fe impuesta durante siglos, esperan un “milagro de navidad”.

Festividad en navidad

Imagen BOCAC, 2016 Profunda desigualdad social

En el marco del actual proceso de paz en el que se busca dejar atrás más de 52 navidades en sosobra y dolor causadas por la guerra, por el abandono, la desigualdad social y la miopía de una clase egoista y mezquina que ha ostentado el poder, los guerrilleros y guerrilleras de las FARC-EP aspiramos a que Colombia retome el verdadero sentido de la navidad que es la unión familiar y la fraternidad con el prójimo, pregonada por el Nazareno original, hijo del carpintero del pueblo. Nuestro objetivo es la paz con justicia social.

Recordamos la frase del camarada Timoleón: ¡Se acabó la guerra, vamos todos y todas a construir la paz!

¡Que el mejor regalo de esta navidad sea eso: construir la PAZ¡

Cristian Emmanuel Arteaga Galán
Frente 29 “Alfonso Arteaga” – FARC – EP.

Festividad en navidad

Imagen BOCAC, 2016 Combatientes con profunda voluntad de paz

menu
menu