¡Las cosas se ven de acuerdo al cristal con que se miren!

Era diciembre del 2016, terminaba un año lleno de incertidumbre por el futuro, con el afán del tiempo encima, con la fatiga del batallar por conseguir unos acuerdos mínimos que beneficiaran a las mayorías, con la incertidumbre de la voluntad oficial para que se cumpla con los acuerdos, con el amargo de la manipulación y el engaño de un poder que se ha empotrado a sangre y fuego, con mentiras, sembrando desconfianza y terror entre la gente, y que a pesar de eso, osan apellidarse “Democrático”.

Según el lente

Imagen BOCAC, farc-ep 2017

Después de todo eso, en medio de un tiempo de reflexión, esperanza, proyección de prosperidad y buenos deseos, al igual que en cualquier parte del mundo, en el que se deja atrás el paso del tiempo y se celebra una nueva oportunidad para comenzar proyectos, para avanzar con la fuerza que da el aspirar a tener una vida mas plena; nada pudo ser mas letal que el registro en video y fotografía de miembros de la ONU, Policías y guerrilleros, compartiendo una pieza de baile.

Mientras los periodistas veían tras sus lentes la oportunidad de fotografiar este compartir humano, este “símbolo” de lo que seria celebrar una nuevo año, una nueva proyección de un mundo mejor, la posibilidad de ser ejemplo de lo que se aspiraría pasara en toda la nación, en que las personas sin distingo de su origen, se respeten se acepten y compartan, otros, con ojos inquisidores solo captaron a señalar y condenar la neutralidad de la Misión ONU en Colombia.

Doloroso es mas aún saber que La policía hace retiro de los suyos que se encontraban “involucrados en el hecho” y la ONU responde a aquellos señalamientos, expulsando a sus unidades, hombres y mujeres que por su distinción en la fuerza armada de sus países, fueron convocados de manera voluntaria a hacer parte de esta misión histórica de tratar de consolidar y preparar lo que a futuro esperan con ansia millones de colombianos y colombianas, millones de personas a nivel mundial que tienen la esperanza de tomar como ejemplo el proceso de paz y desarrollo social, político y económico en Colombia para replicar en sus naciones.

Pero la desidia , el rencor, la envidia, el egoísmo, la estigmatización, toda la suma de antivalores que corresponden a un grupúsculo que se intenta aferrar al poder haciendo uso de sus mas maléficas y cruentas artimañas, echan mano de lo que ellos consideran tienen derecho: el derecho a la libre expresión y con él, el derecho a someter a millones de Colombianos y colombianas a prescindir de sus propios derechos, de su derecho a vivir en paz, de su derecho a ser tratados como seres humanos, su derecho al trabajo, su derecho a la vivienda, su derecho a una atención en salud de calidad, su derecho a la educación universal, su derecho a un ambiente sano, su derecho a considerarse inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Sus libres palabras que muchas veces han condenado a muerte a líderes y defensores de derechos humanos, sus libres palabras que señalan y vuelven objeto de persecución a cualquiera que atente contra su pequeño poder de gamonales de pueblo.

Porque este grupúsculo de furibistas insisten en ir en contra de un proceso de paz que busca cimentar nuestra nación a partir de unos acuerdos mínimos?, porque su accionar busca impedir que vivamos vivir en paz? ¿Quien no desea vivir en paz, con la tranquilidad de saber que se puede salir adelante, con la esperanza de que podemos auto-determinarnos a partir de los intereses de los colectivos? Que buscan estos individuos al generar comentarios despóticos en tanto sale una fotografía?

Su objetivo: que la Misión ONU se retire de nuestro país, que se derroque el mandato del presidente Juan Manuel Santos y que termine el proceso de paz.

Según el lente

Imagen BOCAC, farc-ep 2017

No importa la foto, “las cosas se ven de acuerdo al cristal con que se miren”, pueden haber miles de personas, ellos la cortan dejando a Catatumbo señalando al horizonte y algunos militares escuchando, ellos interpretan: “ejercito recibe ordenes de terrorista”, en medio de un evento donde el centro es la presencia del presidente de Francia y el presidente de Colombia, una fotografía que si yo fuera quien hablara diría “ejercito pregunta sobre dónde se cree mas necesaria la inversión social? Y Catatumbo señala, allá en la zona rural, en la montaña que cientos de años se ha abandonado estatalmente”.

Otros dirán, qué señala Catatumbo? Allá en el futuro, allá hacia el horizonte compartiendo un bello atardecer, allá, hasta allá hay que llegar!. Otro pensara: ahí vienen más de sus tropas!, otros pensaran ahí están los paramilitares que Uribe dijo había desmovilizado… y una y mil interpretaciones, porqué pensar en la peor?, porque sus corazones están llenos de malas intenciones. Los viejos decían: “con el rasero que juzgues serás juzgado”, ¡ay de mis viejos y sus dichos!, “no mires la paja del ojo ajeno, sin antes ver la viga en el propio”.

Cuando fuimos criados en el calor y la sabiduría del hogar, no olvidamos, nos fortalecemos como seres humanos, pobres de aquellos que de niños no compartieron con sus padres y abuelos, quienes les fue negado la formación de carácter para saber respetar, para escuchar, para valorar, para ir con la verdad, ser responsables de sus actos; aquellos que no contaron con una educación humanística, aquellos que no escucharon las oraciones, ni la palabra de Dios, cuando dijo ama a tu prójimo como a ti mismo, aquellos que no vieron buen cine con historias de vida, perdón y asumieron cada día de la vida como una nueva oportunidad, aquellos que no supieron como la pachamama, la madre tierra y sus riquezas enseño que un proceso de vida tiene etapas y nada es ningún individuo sin su contacto con otros seres vivos o muertos… se casaron con la clase de biología de la cadena alimenticia, creyéndose los máximos depredadores, sin saber que las baterías corroen entre sus poros. Pero de estas cosas ellos no saben, su conocimiento esta viciado, solo saben de alardear, utilizar y matar. Hay de aquel que sigue sus pasos, pues su destino es la fatalidad, la soledad y la traición, no es sino ver el futuro de Sabas Pretel, Palacios ex min salud, Velasco, Andres Felipe Arias, Luis Carlos Restrepo, los Obredech, de todos amigos mientras les sirvan, pero poco indispensables cuando se conocen sus verdades. Los que se creen el Centro del mundo, tienden a ser el agujero negro que se traga y lleva a la fatalidad a quien lo sigue.

Los seres inteligentes tenemos la capacidad de ver sin la ayuda de cristales, cuando tranquilos y libres de cualquier estereotipo o paradigma, somos capaces de develar la verdad diciendo lo que en realidad vemos pasa en el contexto que se dan las cosas: “el componente de monitoreo tripartito hace una pausa para compartir en la celebración de fin de año, después de una extenuante jornada”. “Catatumbo comparte como muchos otras personas, con generales del ejercito, durante visita de los señores presidentes”.

Quienes tratan de ocultar la verdad, suelen tener mucho que encubrir, tal vez del origen de sus riquezas, tal vez de las dinámicas de corrupción y clientelismo, tal vez de la responsabilidad de miles de víctimas que han dejado este conflicto, tal vez se sientan solos y abandonados a su suerte, dando patadas de ahogado, hoy que millones nos juntamos para conseguir una Colombia más amable, una nueva oportunidad de salir adelante como nación, de reordenar la casa y decirle al mundo que ahora si hay verdaderas razones para ser el país más feliz del mundo!.

Chava Vargasvilla

menu
menu