Lo que no vio el presidente Hollande: Parte II

Por Alexandra Nariño

El viaje del embajador de Francia Jean-Marc Laforet a la Zona Veredal de La Elvira anunció la alegre noticia de la próxima visita del presidente francés Francois Hollande. Fue recibido por Pablo Catatumbo y una comitiva de comandantes de la zona. Después de una inspección del terreno, el embajador, pantalón embarrado, se preguntó extrañado por qué, fecha 7 de enero, no había nada construido.

El representante del gobierno, presente en la reunión, se apresuró en asegurarle que “en 15 días vamos a tener el 80% de esta zona construido, señor embajador”. Los hombres y mujeres de la guerrilla, hormigas laboriosas, iniciaron preparaciones para la recepción del Presidente: se cosieron banderas blancas para cada guerrillero, se mandó a traer comida y frutas de la región, se echó gravilla en el camino, se elaboró una pancarta con las palabras “Bienvenue Président Hollande”, entre muchas otras labores.

Preparando el escenario

Imagen BOCAC, farc-ep 2017

Sin embargo, la construcción de la zona no avanzaba. Dos flemáticas máquinas excavadoras entraron el 13 de enero e iniciaron labores, a paso de tortuga. El 17 de enero estaban todavía en labores de aplanación del terreno. El 18 y el 19 de enero, también. El 20, el Gobierno Santos anunció un repentino cambio de planes: ya el Presidente no iba a La Elvira, “por las difíciles condiciones climatológicas”, sino para Caldono, Cauca.

Las tropas guerrilleras en La Elvira inmediatamente cancelaron las labores de preparación. El presidente Hollande visitaría el sitio del Mecanismo tripartito de Monitoreo y Verificación en La Venta, la residencia de integrantes de la ONU, del Gobierno y de las FARC-EP. La unidad guerrillera más cercana al sitio estaba a 6 horas de camino.

En Caldono, todo estaba organizado ‘parfaitement’ por los impecables empleados de la Presidencia de la República: la prensa, la seguridad, el protocolo.

Un pequeño grupo de guerrilleros y guerrilleras del Frente Jacobo Arenas, quienes estaban en el área pendiente de la construcción de dos campamentos, en San Antonio y en Santa Rosa, manifestaron su regocijo por la visita del presidente Hollande. Marcela González, comandante con más de 35 años en filas, expresó:

“Apreciamos altamente el gesto del presidente de venir aquí. Bien se hubiera podido informar desde su despacho en París sobre la situación en las Zonas Veredales; en cambio, decidió ponerse las botas, ir al terreno y hacer la verificación él mismo”.

Una primera visita a San Antonio el día 22 de enero con el comandante guerrillero Antonio Ospina, mostró un buen avance en la construcción de la zona: ya estaba levantado el comedor, el aula y el puesto de salud. El encargado de vigilar la construcción en el terreno dijo que el 23 se iba a construir una “casa modelo”; un ejemplo de las habitaciones para los guerrilleros y guerrilleras. Los trabajadores – entre los cuales se encontraban varios guerrilleros – rumoraban que iban a haber turnos de trabajo nocturno. Dos banderas, una de Colombia y la blanca bandera de la paz, se encontraban izadas en el sitio.

Panorámica sede

Imagen BOCAC, farc-ep 2017

“En dos días, el presidente Hollande viene a visitar este campamento en construcción para 200 guerrilleros”, explicó uno de los trabajadores, mientras estaba colgando una tela con la palabra “comedor” impresa.

Áreas comunes

Imagen BOCAC, farc-ep 2017

El día 23, el comandante Antonio fue a visitar el otro sitio destinado para la construcción de otro campamento para 300 guerrilleros, Santa Rosa. El panorama fue desolador. Ni máquinas, ni trabajadores, ni materiales.

Comanadante Antonio

Imagen BOCAC, farc-ep 2017

“No veo cómo esta zona pueda ser habitada a final de mes. Representantes del Gobierno han venido dos veces a confirmar el sitio, pero no han iniciado obras. Los de la Agencia Nacional de Tierras vinieron luego y dijeron que este terreno no está en sus planes. Hemos averiguado, y nadie da razón. Hay que tener en cuenta que somos 500 guerrilleros y guerrilleras del Frente Jacobo Arenas en esta zona. Siendo San Antonio para 200 guerrilleros, nos preguntamos: ¿para dónde van a coger los restantes 300? ¡No hay nada!”

Antonio señaló hacia la zona con las dos manos levantadas, en un gesto de desconcierto.

Terreno para construir

Imagen BOCAC, farc-ep 2017

A unos 15 kilómetros, en La Venta, se reunió, el 24 de enero, el presidente Hollande con el presidente Santos y el comandante Pablo Catatumbo y 40 representantes más de las tres partes. Uno de los temas de la reunión, fue el retraso en la construcción de las Zonas Veredales. Según le contó un policía a un guerrillero, quien luego se encargó de difundir el rumor, un representante del Gobierno que estuvo en la reunión le afirmó a los presidentes que el 80% de todas las construcciones a nivel nacional estaba terminado.

“Lo único que falta” - diría unos días después el Alto Comisionado para la Paz Sergio Jaramillo - “es que las FARC entren a los sitios”.

menu
menu