Amnistia hecha libertad es un asunto de todas y todos en compromiso con una paz con justicia social

“La SOLIDARIDAD no tiene fronteras ni distancias y todos conocemos vuestra existencia y estamos orgullosos de vuestra lucha y vuestros sacrificios”

Marcos Ana

Lucha por libertad

Imagen BOCAC, farc-ep 2017

La solidaridad no tiene fronteras ni distancias, así nos lo decía Marcos Ana en su dedicatoria a las y los prisioneros políticos y de guerra de las FARC EP durante aquella protesta carcelaria de la cual hice parte en 2015 por la Libertad de nuestros hombres y mujeres lisiadas, protesta de la cual el Gobierno Nacional hubo de otorgar el Indulto a 30 de ellos y ellas.

Sin embargo, esta no ha sido la única protesta llevada a cabo, por décadas hemos levantado la bandera de los humildes hechos descomposición dentro del sistema penitenciario del país, durante los Diálogos de la Habana desde el Movimiento Nacional Carcelario se recogieron propuestas de reformas a tal oprobio de sistema y política criminal , se propuso un beneficio generalizado para las víctimas de la pobreza y sus familias tras los muros, más de ciento veinte mil presas y presos comunes-sociales cuya única alternativa era y es el transgredir la ley ante un Estado fracasado el cual no garantiza protección social alguna.

Pues bien, el Gobierno Nacional simplemente hizo oídos sordos ante esta terrible realidad intramural y las reivindicaciones propositivas expuestas en la mesa de diálogos, si había reticencia en abrir espacios de participación del pueblo en la mesa , esta era aún mayor en la posibilidad de pensarnos los seres humanos que se encuentran tras los muros de la degradación.

Hoy , veinte meses después, y tras seis meses de haber sido decretada en el marco de la firma del Acuerdo Final la Amnistía para todas y todos nuestros prisioneros, una vez más la protesta hecha huelga de hambre es la vía para poder elevar un grito de dignidad por la Libertad como sinónimo de Paz con Justicia Social dentro de la cual está presente nuestro Simón Dignidad.

Paradójicamente, ante una dejación de armas ya completada, cumpliendo la palabra empeñada ante el pueblo colombiano y los pueblos del mundo, sobre nuestra indeclinable voluntad hechas acciones de Paz, seguimos con miles de hombres y mujeres prisioneras de la desidia estatal. Un Estado con un ejecutivo y una rama judicial que es incapaz de cumplir con lo acordado frente a sujetos con derechos de Amnistía por hacer parte de la organización con la cual se ha pactado un acuerdo de paz, entonces, cómo pretender que pueda solucionar la descomposición institucional y social que se vive dentro de las cárceles y penitenciarias colombianas en su totalidad?.

Lucha por libertad

Imagen BOCAC, farc-ep 2017

Esto nos dice entre otras tantas cosas, que si la movilización es la lucha para el cumplimiento con lo acordado ante miembros de las FARC EP , sin duda será la unidad en la movilización social y comunal el medio para que el discurso gubernamental se transforme en realidades tangibles durante el próximo decenio para la trasformación de esta paquidermia burocrática tanto estatal como privada. De ninguna manera, esto puede entenderse como un volver a la espiral de la violencia, si es una estrategia de provocación y desesperación en nuestra contra, se debe comprender que es una provocación e intento de desesperación contra la sociedad colombiana y el bienestar regional en su totalidad.

De nuestra parte , estamos con la profunda convicción en transformar de la mano del pueblo la negativa realidad de nuestra patria y dentro de esta se encuentra la transformación de la política criminal y penitenciaria hacia una justicia restaurativa, la venganza y el castigo nunca debió ser el camino.

Por tanto, la lucha en dignidad de nuestros y nuestras prisioneras en todas las cárceles del país es la convicción de la lucha y el sacrificio por nuevas formas de liberación representativas de la corporalidad del ser violentado y oprimido en toda su existencialidad, representativa de todas y cada una de las corporalidades de la totalidad de víctimas de un país sumido en la pobreza, es el acto revolucionario desde el interior de la voracidad de la corrupción, desidia, descomposición masiva del sistema penitenciario y carcelario colombiano, son actos de liberación en la universalidad de un pueblo hecho prisionero que hoy grita PAZ ES LIBERTAD.

LA LIBERTAD PARA NUESTRAS Y NUESTROS PRISIONEROS ES FUNDAMENTO DE CAMINOS DE LIBERTAD PARA EL PUEBLO HECHO CARNE DE CASTIGO TRAS LAS REJAS

Rene Nariño
Zona Veredal Carlos Patiño
La Elvira Cauca
Bloque Comandante Alfonso Cano
FARC EP

menu
menu