La paz avanza en las entrañas de la Colombia profunda.
Crónica desde Madrigal – Nariño

Desde el día 28 de octubre campesinos, afros e indígenas, compañeros de las ciudades, estudiantes, obreros, profesores, medios alternativos nacionales e internacionales y comunidad en general empezaron sus travesías a pie por las trochas entre la selva, en carros y motos por vías destapadas y por los ríos escondidos en sus potrillos y motores fuera de borda, desde la costa y el litoral pacifico, desde la cordillera y desde la ciudad para llegar a Madrigal municipio de Policarpa – departamento de Nariño – a cumplir la cita con la paz.

cronica desde Madrigal

Imagen BOCAC, farc-ep 2016

Madrigal pueblo que antaño fuera un fuerte español de comercio de esclavos y en los últimos tiempos símbolo de la resistencia frente a la arremetida para estatal, es hoy escenario de paz que se había echado al hombro la tarea de recibir a aproximadamente 2.700 personas provenientes de distintos lugares del occidente del país a la vigilia por la paz. Los pobladores prestaron sus casas, su infraestructura institucional, sus enseres y organizaron cada detalle de este magno evento, bajo la dirección de sus lideres naturales, demostrando así que la paz se construye desde la Colombia profunda y olvidada, negada por quienes desde la comodidad de sus oficinas dirigen el país de acuerdo a sus intereses.

Nuestra entrada al casco urbano, fue para mi tal vez el suceso que mas me ha conmovido en la vida, realmente el ambiente era de regocijo y bienvenida, gente moviéndose por todo lado, calles adornadas con banderas blancas y de Colombia, paredes con murales alusivos al evento y gente en los andenes y balcones expectantes y sonrientes, viejos amigos y compañeros, jóvenes estudiantes y gente con rostros de alegría y festividad nos recibieron con una marcha en medio de consignas y arengas a la paz, de banderas, abrazos, sonrisas y también lagrimas –solo que estas ya no eran de dolor sino de una inmensa alegría que conmovió a todos. “Estamos rompiendo las barreras del miedo que generó la guerra que nos impusieron, y ahora vamos a dar todo por la paz”, expresó la compañera que improvisó el discurso con el que nos recibieron a los 15 guerrilleros de civil que entramos al caserío.

Posteriormente, ya bajo el acogedor techo de la cancha deportiva, empezaron las presentaciones: música, danza, deportes y finalmente entre las 6 y las 10 pm, llegó el tiempo para la oración y la vigilia con velas encendidas y oraciones agradeciendo el momento y pidiendo por la consolidación definitiva del proceso de paz que ponga fin a la guerra que a asolado a nuestros territorios.

cronica desde Madrigal

Imagen BOCAC, farc-ep 2016

El día 29 empezó con la misa tradicional de los domingos a las 8 de la mañana, solo que esta vez estaba agrandada la feligresía con los visitantes de todos los rincones del departamento. Luego hubo un elocuente sermón alusivo a la unidad, a la justicia social y la paz, orando para que se implementen los acuerdos ya, que se mantenga el CFHBD y por el fin definitivo de la guerra, después de un delicioso sancocho para el cual se sacrificaron 5 reses y que los pobladores ofrecieron a los visitantes, se sucedieron las intervenciones de las diferentes organizaciones sociales y personas en particular, que a través de discursos, poemas, decimas y cantos expresaron su apoyo irrestricto al acuerdo de paz, pero no dejaron también de recordar al gobierno de su responsabilidad en la guerra y de notificarle su compromiso con la paz, porque a veces dejaba muchas dudas, refiriéndose principalmente a los resultados del plebiscito y a la deficiente tarea pedagógica que debió asumir. Finalmente al caer el día y como despedida, la gente dio rienda suelta a la emotividad en una verbena sana que se extendió hasta pasada la media noche.

Algo que me sorprendió fue los cánticos de los niños, quienes habían adoptado en sus jugarretas las consignas con que la gente nos recibió el día 28: “que se acabe la guerra y que venga la paz”, gritaban en coro por la calle un grupito de chicos. Les decía yo a los muchachos que me acompañaban por la calle, que si fuera después de un combate, esos mismos niños estuvieran empuñando improvisados fusiles de palo e imitando los sonidos de los disparos de los fusiles y ametralladoras, porque ellos son el reflejo de las acciones con que asumimos la vida los mayores, al fin y al cabo responsables de su futuro, por eso es que es necesario y obligatorio ponerle fin a toda guerra. Las FARC – EP le estamos apostando a la paz lo mismo que le apostamos a la guerra: todo nuestro esfuerzo y nuestras propias vidas, solo esperamos que la contraparte este dispuesta a cumplir lo pactado para que nunca mas enfrentemos las ideas en los campos de batalla armada, y que traslademos la confrontación a los escenarios del debate, del discurso, de las propuestas, de la urnas, y que sean las masas las que definan el devenir político, económico y social de nuestra amada Colombia.

cronica desde Madrigal

Imagen BOCAC, farc-ep 2016

Ya el día 31 todos devuelta a sus lugares de origen haciendo los mismos recorridos de ida. Un poco agotados físicamente, pero con el alma y los espíritus cargados de optimismo, nuevas y renovadas fuerzas para llevar la buena nueva de la paz a sus territorios e invitar a quienes no pudieron asistir a sumarse al torrente popular que hace avanzar este propósito hacia el triunfo definitivo de la paz con justicia social para nuestro pueblo.

La paz vencerá y colmará nuestros campos y ciudades de nuevas oportunidades para todos, porque la paz es la victoria de nuestro pueblo.

Vamos todos por la paz.

Ramiro Cortes
Frente 29 “Alfonso Arteaga”
BOCAC – FARC EP

menu
menu